lunes, 6 de febrero de 2012

El ‘Loco de la Biblioteca’ es un agente secreto de la CIA

La redacción de ‘La UMH y tal’ ha tenido acceso a un informe secreto filtrado por Facebook en el que se especifica la verdadera identidad del conocido como ‘Loco de la biblioteca', cuyo nombre real según el informe es Joseph Straus, tiene 36 años y lleva desde los 21 sirviendo a la Agencia Central de Inteligencia americana. Procede de una familia de ex miembros de la brigada paracaidista americana, su abuelo, combatió en la II Guerra Mundial y participó en la ‘Operación Overlord’ (nombre en clave para designar el desembarco de Normandía o Día-D). Su padre pereció en la Guerra de Vietnam, asaltado por un grupo de Vietcongs, también llamados ‘Charlies’.
Straus fue educado en una severa escuela militar, en la que imperaba la disciplina, el orden y la supremacía del hombre americano sobre el resto. A los 25 años, ya era uno de los miembros con más potencial de su promoción y a los 26 ya era oficialmente un agente de la Agencia Central de Inteligencia. El principal objetivo de la agencia siempre fue frenar la expansión del Comunismo por lo que Straus fue enviado a la ciudad de Elche, donde el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) llevaba gobernando ininterrumpidamente durante varias décadas. Por ello, se embarcó de lleno en la llamada ‘Operación Biblioteca’.

El objetivo primordial de dicha operación era la de controlar a todos los alumnos que estuviesen en las instalaciones de la Universidad Miguel Hernández de Elche, no solo en Altabix, sino en todos los edificios que conforman el campus universitario. Para preparar su misión decidió adoptar una nueva apariencia desaliñada y algo desequilibrada, para labrarse una reputación de loco y de este modo no levantar ninguna sospecha entre los alumnos. Su ordenador siempre le acompaña y en él apunta cualquier dato de relevancia para su misión y cada mes envía un informe a Washington en el que escribe los nombres de alumnos con posibles ideas comunistas que atenten contra la seguridad de la nación americana, los nombres de los estudiantes pasan a una lista negra y durante un período de cinco años, son permanentemente vigilados. En la actualidad, ha creado su propio grupo secreto dentro de la UMH, formado por desertores y mercenarios muy peligrosos que se encargan de controlar y de informar al gobierno americano acerca de las actividades de los universitarios españoles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada